Descubre algunos mitos sobre el cloud

Somos testigos de una transformación, a un ritmo cada vez más acelerado, de la vida de las personas y de las propias empresas con el uso del cloud, que sustituye el antiguo uso de software tradicional, instalado en el dispositivo, por la alternativa del mismo utilizando internet.

A pesar de que las ventajas que el cloud presenta son cada vez más conocidas (reconocidas) nos seguimos topando con algunas dudas o mitos que generan sentimientos contradictorios en cuanto a la adopción de este tipo de alternativa de software.

¿Te interesa saber sobre estos mitos? En este artículo te desmontamos los ocho más frecuentes. 

Mito #1 – El cloud no es seguro

Hay una tendencia natural para creer que las cosas sobre las que no tenemos total control son menos seguros y la verdad es que internet puede parecer asustador en ese aspecto. Sin embargo, las personas responsables por los servidores del cloud están invirtiendo en la mejor experiencia posible. Las empresas que gestiona el “cloud” son, en realidad, aquellos que utilizan los métodos de transferencia de datos más seguros del mercado.

En lo que se refiere a la seguridad en el Cloud, todavía cometemos el error de considerar que el control físico de los datos es “la base de la seguridad” y que, por eelo, internet nunca será un lugar seguro para todos. La realidad es que, con los avances tecnológicos de los últimos años, la computación en la nube se ha convertido en una de las formas más seguras para trabajar con IT.

Con la ayuda de algoritmos encriptados y los más recientes y avanzados métodos de almacenamiento de datos, los archivos se dividen entre diversos servidores, lo que permite que los datos sean inmunes a los ataques y fallos de hardware.

Mito #2 – La Migración para el cloud es muy compleja.

Muy gente todavía ve la configuración de un servidor de almacenamiento de datos en cloud como algo muy complejo. Sin embargo, incluso en grandes empresas, la migración a una estructura en nube es algo bastante sencilla. Con solo algunos clics, es posible distribuir el acceso a toda la empresa, tanto en lo referente a la gestión administrativa como a los datos almacenados allí.

Además de eso, actualmente, es cada vez más información que nos llega “traducida” para aquellos que no perciben muy de tecnología. Por ello, educar la empresa en relación al cloud es una forma óptima de reducir las resistencias que puedan surgir con respecto a esta.

Mito #3- El cambio para el cloud implica una alta inversión.

La creación de data centres y grandes estructuras de servidores privadas es algo que exige grandes inversiones: en bancos de datos, en hardware para almacenamiento, adquisición de licencias, entre otros.

En los servicios habilitados en cloud esto ya no ocurre. Al dividirse al mismo hardware con diversos clientes los costes los costes de mantenimiento pasan a ser mucho más reducidos, lo que permite a estas empresas, ya sean grandes o pequeñas, ofrecer un servicio a un valor bajo.

Un estudio realizado por KPMG con más de 500 ejecutivos demostró que 49% de las empresas se han cambiado para el cloud en ese año para reducir y controlar y sus costes.

Mito #4- Solo las grandes empresas deben utilizar el cloud.

El servicio en la nube aún está muy asociado hoy en día a grandes industrias como Microsoft y Google. Sin embargo, con el bajo coste de diversas soluciones de tecnologías de la información, incluso las empresas más pequeñas pueden y deben sacar partido de esta tecnología.

En realidad, el simple hecho de que la empresa utiliza Facebook como parte de su estrategia digital ya la hace usuaria de un sistema cloud. Por ello no nay ninguna restricción a nivel de utilización para micro, pequeñas o medianas empresas, con respecto a las otras.

Mito #5- Nunca me va a hacer falta pasarme a la nube.

Incluso los que quieran convencerte de que no están usando cloud, la verdad es que todos estamos conectados y somos susceptibles a este sistema desde hace tiempo. Si alguno de los dispositivos que tienes cuenta con conexión a internet, o si utilizas redes sociales, tu empresa está en la nube.

Adaptarse a esta realidad es la mejor manera de empezar a emprender, dado que la presencia del cloud ha venido para quedarse.

Mito #6- La nube no se debe usar para críticos de la empresa.

Todas las empresas tienen servicios indispensables para el buen funcionamiento de la empresa, pero que son, al mismo tiempo, completamente confidenciales.

Parte del trabajo del gestor de IT es garantizar la disponibilidad de esas mismas soluciones en la tecnología de la empresa. Una manera de conseguirlo es haciendo uso de una buena conexión y servicios en cloud. Siendo todo procesado remotamente, se disminuye el tiempo invertido en la resolución de problemas y en fallos de funcionamiento, así como la reducción de costes asociados al mantenimiento de este tipo de solución.

Mito #7- Cambiar para el cloud tarda mucho más.

Una de las grandes razones para invertir en el cloud es eliminar la complejidad de IT. Con un servicio en el cloud ya no será necesario preocuparse con la administración del banco de datos, con las implementaciones ordenador a ordenador o en contratar especialistas en almacenamiento.

Después del período de análisis de requisitos y necesidades y de la elección del proveedor, migrar al cloud es mucho más rápido de lo que imaginas. Cuando entra en la nube, la operación gana escalabilidad tecnológica rápidamente (aumento de usuarios, capacidad de almacenamiento, etc.). Todo se hace online y de forma muy fácil.

Mito #8- El cloud dejará a muchos en paro.

Afirmar que lo único que ha hecho la nube es mandar la gente al paro es, sin duda, un mito. No solo no es cierto, sino que, de hecho, el cloud está generando puestos de trabajo. De acuerdo a estudios realizados en la industria, en el año 2015 se han creado 13 millones de empleos a nivel mundial.

Al igual que cualquier cambio que toca la “forma en la que se hace negocios”, la entrada de la nube exigirá la aparición de nuevos especialistas cuyas competencias y conocimiento mantendrán y, potencialmente, reforzarán el crecimiento y desarrollo del negocio.

¿Y tú qué opinas… hay algún aspecto relacionado con el cloud que todavía no te convence completamente de que es la mejor elección para ti?

¡Comparte con nosotros!