¿Cómo minimizar los riesgos financieros en tu micronegocio?

Para quien esté al cargo de una microempresa, obtener un equilibrio saludable entre los pagos y los cobros puede ser una tarea difícil de gestionar, sobre todo, cuando ese control es solo otra función más que acumula en la empresa, sin tiempo para dedicarle la atención necesaria a los diferentes frentes de batalla que le son exigidos.

Sin embargo, este control financiero a corto plazo es esencial para prevenir el futuro y reducir el riesgo financiero.

Invertir en una gestión rigurosa de la tesorería de tu empresa es, por eso, fundamental. Cuanto menor sea tu negocio, más puede esta gestión marcar la diferencia, principalmente, porque las pequeñas empresas son más vulnerables a cualquier oscilación a corto plazo. El control y previsión financiera marcan, con total seguridad, la diferencia.

De hecho, la mayoría de los contables certificados clasifica a los «problemas de tesorería» como uno de los factores más importantes para el fracaso de las microempresas, ya que, dado su dimensión, se enfrentan a «flujos de tesorería imprevisibles».

Pero, ¿qué es la gestión de tesorería?

El término «tesorería» se usa para referirse al registro, gestión y control de todas las entradas y salidas de capital de tu empresa. Por ello, la gestión de tesorería es esencial para garantizar que tu negocio sigue viable con los recursos necesarios para enfrentarse a los gastos y pagos corrientes.

La gestión de la tesorería permite un control diario de caja de las cuentas bancarias y de los presupuestos asignados. Pero, más que solo registrar, este es un instrumento fundamental para prever la situación financiera futura.

El control de tesorería es, por ello, inseparable de la salud general de tu negocio. Simultáneamente, esta es también una palanca de negociación con los bancos para la obtención de créditos: cuanto más estable sea la tesorería, mejores serán las condiciones ofrecidas; En caso contrario, cuantas mayores dificultades de tesorería, más pesadas serán los requisitos exigidos por los bancos.

¿De qué forma la gestión de tesorería minimiza el riesgo financiero?

Una gestión de tesorería optimizada te permite centralizar todos los movimientos financieros de tu empresa, siendo crucial para minimizar el riesgo financiero de tu negocio, principalmente porque esta es la base para prever (a corto, medio o largo plazo) cuál será la situación financiera de tu empresa, en función del historial del historial existente y en las premisas de flujo de caja, por ejemplo. De esta forma, podrás detectar los posibles riesgos anticipadamente e implementar medidas preventivas.

¿Cuáles son las ventajas de controlar la tesorería con Drive FX?

Recurrir al software de gestión Drive FX te permitirá obtener más rigurosidad en la gestión de la tesorería. Y, además de eso, te da la posibilidad de realizar una gestión en una plataforma intuitiva y fácil de usar, incluso para quien no sea especialista del área financiera. Y lo mejor de todo, dispone de un conjunto de automatismos que hacen que las operaciones sean más sencillas, reduciendo el tiempo que tendrías que emplear en cada tarea.

Desde el registro simplificado de los movimientos hasta el control y anticipación, al detalle, del dinero en caja, la gestión de la tesorería de tu empresa será un proceso mucho más rápido. Principalmente porque te beneficias de la integración con el componente de la facturación del software.

Y, como Drive FX es una solución online, puedes actualizar y monitorizar las operaciones de tesorería en cualquier momento y desde cualquier lugar.

 

¿Ya te hiciste con Drive FX para tu negocio?

Para empezar a sacar partido de la gestión de tesorería, solo hacen falta seguir cuatro pasos:

  1. Crear una cuenta de tesorería, aprovechando una cuenta creada por defecto para ayudarte;
  2. Asociar a cuenta de tesorería a una cuenta bancaria, lo que te permitirá realizar análisis de tesorería, registrar movimientos y conciliar extractos bancarios, por ejemplo;
  3. Empezar a registrar movimientos de tesorería. Para agilizar estas operaciones, puedes asociar la cuenta de tesorería justo en el momento de la emisión del documento respectivo (por ejemplo, justo después de emitir una factura a un cliente, la entrada de capital se registra en la cuenta de tesorería respectiva);
  4. Realizar la conciliación bancaria. En Drive FX, este es un proceso que permite, de forma sencilla, comparar y validar los movimientos de una cuenta de tesorería con el extracto bancario.

Sin complicaciones, la gestión de tesorería en Drive FX es completamente operacional para gestionar el día a día de tu empresa. Y, con ello, convertirse en una herramienta fundamental para tus decisiones de negocio, previsiones financieras y anticipación del futuro de tu micronegocio.