5 formas de marcar la diferencia con un Software CRM

Seguro que ya has perdido la cuenta del número de personas que te han dicho que un CRM era bueno para tu negocio. Algunos dicen que “es el futuro” y después aparece un artículo que dice que el CRM para pequeños negocios es el nuevo estándar.

¿Cuál de ellos dice la verdad? ¿Por qué todos dicen que una solución así es muy buena (tanto en el presento como en el futuro)? Y, lo más importante, ¿Cómo se supone que el software nos dé resultados?

Todas estas preguntas son muy válidas.

A continuación, veremos 5 formas de usar el software CRM y hacer que sea la base de la relación con el cliente.

Movilidad

¿Alguna vez has tenido que buscar la cabina telefónica más cercana para confirmar si te había llegado un pedido de cliente al buzón de voz? Hace años que la respuesta a esta pregunta es “no”. Sin embargo, esa era la realidad no hace tanto tiempo para el equipo comercial de una empresa. Era algo que ocurría todos los días.

Actualmente, un porcentaje de 89% de los empleados utiliza un dispositivo móvil en su lugar de trabajo. El 67% de las empresas asegura que serían menos competitivas si dejasen de usar teléfonos móviles/tabletas.

En este sentido, las empresas deberían abrazar la movilidad. Muchos de los sistemas de gestión de relación con clientes se crean con el objetivo de darle movilidad a los negocios, liberando a los comerciales y otros empleados del tiempo que pasan pegados a la mesa del escritorio.

Aumenta el cierre de ventas

Olvídate de cuando tenías que llamar a la oficina para hacer un pedido. Todos los que ya han trabajado en cualquier tipo de ventas, ya sea minoritas, restauración, o en un stand de coches, sabrá que cuando un cliente dice que necesita “tiempo para pensárselo”, probablemente no volverá.

Las posibilidades de cerrar la venta después de que el cliente haya salido del local son muy reducidas. En su lugar, cierra la venta en el lugar de trabajo del cliente, con un CRM móvil.

De acuerdo a un estudio del grupo Aberdeen, un 76% de las empresas con sistemas de venta móviles logran sus objetivos, comparadas con un 53% de los que no poseen movilidad.

Mantén a tus clientes contentos

Aunque es ventajoso tener la posibilidad de cerrar la venta en el lugar de trabajo, aplicar tácticas de alta presión a los consumidores, reducirá las posibilidades de que vuelvan.

Los clientes quieren empresas que se hagan caro de ellos, una empresa que les proporcione un servicio o producto que buscan y un buen servicio de apoyo. Nadie se quiere sentir engañado. Un cliente que se sienta engañado no solo dejará de estar interesado, sino también puede, fácilmente crear comentarios negativos online sobre su empresa, perjudicando la búsqueda de nuevos interesados.

De acuerdo con el portal Marketing Metrics, la probabilidad de vender a un cliente existente es de un 60-70%, mientras que la perspectiva de vender a un nuevo cliente interesado se reduce solo al 5%.

El software CRM hace que el servicio al cliente sea más fácil, pasando a ser más sencillo de resolver cuestiones relacionadas con quejas y archivando los consumidores que podrán estar interesados en tu producto.

Haz que todos trabajen en equipo

A veces, un poco de competición puede ayudar a que el equipo comercial mejore su rendimiento. Motivarles a superarse con la oferta de un bono final es, normalmente, una forma de mejorar su desempeño. No obstante, esta competición puede llevar a problemas relacionados con los clientes o incluso dentro de tu equipo.

Muchas empresas mejoran con la decisión de poner sus empleados a trabajar juntos y los clientes son los que más se benefician. Recuerda, un cliente feliz es uno que probablemente volverá a comprar más.

Según McKinsey, el 70% de los consumidores toman la decisión de compra basándose en la forma en la que son tratados.

Los comerciales deben ser capaces de trabajar en equipo y el CRM facilita esta tarea. En el formato tradicional, cada vendedor puede tener su una estrategia y técnica: todo, desde mantener un almacén de tarjetas de visita en el coche hasta tomar notas en cualquier parte.

Un software de CRM permite la libre circulación de información entre los empleados, incluso si son de diferentes departamentos. Toda la información sobre clientes se guardará en una localización centralizada.

Olvídate de esa época en la que buscabas desesperadamente por la hoja de cálculo Excel en el ordenador de uno de tus empleados, con un CRM en el Cloud, toda la información se encontrará accesible desde cualquier lugar.

Si un cliente tiene un problema, el empleado del departamento de apoyo podrá tener acceso a toda la información del historial de interacciones con aquel cliente, todo, desde la compra del producto hasta el pedido. Todo ello permitirá que tengas una resolución mucho más rápida de las cuestiones que realmente te hacen falta.

Descubre más sobre tu negocio

Aquí estamos hablando del Big Data. Si no estás seguro de lo que es el Big Data, se trata de toda la información que tu empresa procesa a una escala diaria, semanal mensual, anual… todo.

Ahora bien, ¿de dónde vienen estos datos? De tu sistema CRM.

Cada vez más empresas usan “Big Data” para seguir siendo competitivas, precisamente un 65%.

Todo lo que se introduce en tu sistema CRM, información sobre el cliente, números de ventas, beneficios de la empresa, esta información no necesita estar allí sin ser usada.

El sistema puede estar hecho para trabajar por ti. Para desarrollar nuevas proyecciones para tu negocio. Para descubrir quién es tu mejor vendedor con solo un clic. Céntrate en los productos que dan más dinero a tu empresa. Las posibilidades se limitan solo por tu ingenuidad.

El sistema CRM puede acarrear grandes avances en la relación de los clientes con tu empresa. Puedes ayudar a tus comerciales a aumentar sus números, aumentando también el trabajo en equipo. Y, quizá lo más importante, podrás ayudar a garantizar la felicidad de tus clientes y hacer que vuelvan a tu negocio.