10 comportamientos de todos los emprendedores de éxito

El 50% de las nuevas empresas cierra en sus primeros cinco años. Esta es la conclusión a la que ha llegado la consultora Gallup en uno de sus estudios, una cifra que indica un enorme fracaso y que ciertamente hace que cualquier emprendedor se lo piense dos veces antes de abrir su empresa.

Y, ¿cuál serán las razones de esta falta de éxito?

Es verdad que algunos de los motivos están fuera de nuestro control (alteración del comportamiento del mercado, avería de la red logística o introducción de sistemas de regulación), pero los factores externos, por sí solos, no predicen el éxito o fracaso de una empresa.

Con todo, ¿qué puede controlar realmente un emprendedor para tener éxito?

Como las startups son empresas con un número muy reducido de trabajadores, es fácil deducir que el posible éxito de un negocio puede estar asociado a la manera de actuar de sus creadores. Esto se convierte en algo crucial para poder superar la barrera de los cinco años.

Muchos reconocemos que un emprendedor está hecho de “otra pasta”, pero ¿de qué “otra pasta” estamos hablando? Ya sea bien porque somos reacios a arriesgarnos, o por no poder identificar nuevas oportunidades de negocio, la verdad es que no sabemos con precisión si los comportamientos de éxito asociados a la iniciativa empresarial son (o no) innatos.

No obstante, tenemos el dato que nos faltaba: “entre un 37-48% de los comportamientos asociados a la iniciativa empresarial tienden a ser genéticos”. * Este estudio nos dice que la genética tiene cierto peso en la construcción de esa “pasta del emprendedor”, pero no lo suficiente como para echar por tierra la ambición de un común mortal. Podemos decir de forma objetiva que aún hay mucho margen para explorar y perfeccionar los factores como la práctica, el conocimiento y la experiencia empresarial que solo se podrán adquirir con el tiempo.

¿Cuáles son los comportamientos de un emprendedor de éxito?

Es aquí donde la necesidad agudiza el ingenio y la voluntad se sobrepone al talento.

Identificar qué rasgos de comportamiento tienen en común los emprendedores de éxito y mejorarlos conscientemente es de las decisiones más eficaces que podrías tomar si deseas iniciar un negocio.

  1. Foco: tener la capacidad de tomar decisiones directamente relacionadas con los objetivos.
  2. Confianza: tener la capacidad de conocerse a uno mismo y comprender a los demás.
  3. Creatividad: conseguir añadir algo a una idea o producto existente
  4. Delegar: reconocer que no puedes controlarlo todo.
  5. Resiliencia: tener la capacidad de recuperar y superar las diferentes adversidades que encuentras.
  6. Autonomía: realizar cualquier tarea crítica para el éxito del negocio.
  7. Investigación: búsqueda insaciable de información que podrá producir efecto directo en los resultados.
  8. Promover: ser el mejor portavoz del negocio.
  9. Relacionarse: ter la capacidad de construir relaciones benéficas para la empresa.
  10. Toma de riesgos: saber identificar y gestionar positivamente situaciones de alto riesgo.

*Nicolaou, Nicos; Shane, Scott – The genetics of entrepreneurial performance: International Small Business Journal (2013)

Ahora que ya sabes lo que puede afectar positivamente el negocio, empieza por ti y desarrolla los comportamientos que te situarán en el camino del éxito.